Definiendo

13428546_1025730214176263_895696302970771917_n
La vida: tiempo inexistente para la eternidad
Mi vida:instante lleno de sentido y de formas ilusorias
Yo: poco menos que una partícula de polvo para el universo
Mi mente: maga creando inexistencias
Mi cuerpo: forma sujeta a los caprichos de este tiempo
Mi alma: guardiana de mi Ser
Mi espíritu: Ser aguardando mi despertar
Estrellas: soles hacedores de una senda invisible que me conducen a la Paz

Instrucciones para el rato que queda II

21728475_132697477352456_4150907294245064246_n
No te tomes la vida
No tiene sentido
Ella es igual
Sin protocolos
No espera por vos ni por nadie
Se manifiesta

Tomala a la brisa
al viento
a vuelo de pájaro

Tomala en el mismo andando
No la limites
No la sujetes a roles
No la poseas

Tomala sin asirla
A mano abierta
A carcajada

Tomala y no la tomes
No le des nombre
No pongas tiempo

Tomala a risa y llanto
A contraluces
A eternidades
Tomala y jamás la tomes
Es inasible
Evanescente

Tomala por sorpresa
sin previo aviso
y sin saberlo
aprendé a amarla

Oda a la música

13453610_1023271927755425_975640777_n

Indubitablemente todo en el Universo es Vibración
corriente de sonido permanente

Mi vida en ese río
Detenida en la escala armónica
Esperando lanzarse en un esfuerzo para atravesar la pausa
Necesitando un impulso solar para seguir
Para salir de la sombra confortable que albergó a la semilla
y florecer

Todo movimiento o creación se desarrolla según una gama
La música, la lengua internacional del alma,
mi lengua materna
Y la voz, instrumento vivo
que no miente,
creadora de angustia y de encanto
de amor y de pena

Afino los sentidos
Escucho los semisilencios de la vida
de una naturaleza que no cesa en murmurar una armonía constante,
una música continua,
para que la magia se manifieste

Leo escuchando
Desentraño los versos
Desnudo la poesía
y la incorporo en mí
Inspiro sonoridad que embriaga
Exhalo lluvia de vibraciones intensas
y canto
Para que un día mi canción embriague a otros,
al menos por un rato,
y como un hada sustraiga las almas del cuerpo,
para que pasado el trance
vuelva consolada
exaltada y enardecida

Pordioseros de amor

Por un abrazo son capaces de negarse enteros
olvidar quienes son
Pordioseros de amor

Resignando sueños
Creyéndose acompañados
por lástima o temores
Comodidad recalcitrante
Seguridad mutilante
Asfixiados por la costumbre
Pordioseros de amor

Mendigando afecto
Reclamando besos
Harapientos y andrajosos
Pordioseros de amor

Van a los tumbos
juntando migajas
sobras de sonrisas
gotas de caricias
hilachas de pasión
Pordioseros de amor

Sedientos y hambrientos van
los mendigos por la noche
por los bares extraviados
pasados en copas, embromados
corriendo flashes
persiguiendo sombras
sus propias sombras
Pordioseros de amor

Caminando errantes
por un suelo zigzagueante
desierto y desamorado
Creyendo ir juntos
desintegrándose
Pordioseros de amor

dsc_0085.jpg

 

 

Morir amando

Vivir y morir en cada intento
Zambullirme entera en el océano sin salvavidas
sin miedos
Brincar desde el risco y nadar sin rumbo
Revolcarme en la espesura de la espuma
Asolearme sin protección
Fijar la mirada lejos en el horizonte
con convicción de mañanas y amaneceres
Flamear con el viento
Arder bajo la luna llena
Suspirar al ocaso
Escribir mi nombre cada día y entregarlo a la caprichosa marea
Encontrar el mensaje en aquella botella
Contener al mar en cada caracola
Soltar el timón
para morir en algún muelle con el mar
y fundirme en su pasión y su tormentoDSC_0187

Compañer@

No digas que l@ amas
Si solo l@ deseas
No es necesario decirle que l@ amas
Si quieres poseerl@
No insultes a la vida en nombre del amor
No seas verdug@ ni esclav@
No lo hagas

No hay nada de malo en que alguien te espere en casa
No hay nada de malo, siempre que te asegures
que será tu mejor amig@
tu mayor admirador/a
tu inspiración
tu motor
brisa suave
abrigo necesario
calma y quietud profunda
tu propio hogar
tu compañer@

20196859_1859436314083417_690334012_n

Rodeada de magia

23559402_1986096054750775_3661153151983864711_nMe enseñaron a sacar las manchas con vinagre y sal
A blanquear la ropa
A levar el pan

Me enseñaron a criar y malcriar
A curar el mal de ojo
A sanar

Me enseñaron a seguir
A ser fuerte
A bordar

Me enseñaron a tejer con hebras duraderas
A parir todos los días
A transmutar
A mirar a los ojos para descubrir el alma
A cocinar
A hacer el huevo frito entero
y el lemon pie

Me enseñaron a cuidarme
A hacerme respetar
A tomar la palabra
y jamás claudicar

A que prenda el malvón
A podar el rosal

Mujeres con magia
Guerreras en lo cotidiano
Hacedoras de milagros

 

Fotografía de la obra Sentidos en expansión de Nora Barenghi

Creo

Creo
En el poder del sol sobre lo viviente
En la conciencia como único sendero posible a la verdadera esencia
En un abrazo como el mejor antidepresivo
En el mate para iniciar una charla
En la palabra
En la mirada directa a los ojos
En los niños y en los locos
Creo
En la belleza de todas las cosas
En la magia
En las sincronicidades
En la matemática de la vida
En un propósito como faro
Creo
Que con otro siempre es más fácil
Y mejor
En la mano brindada con afecto
En la crítica de un verdadero amigo
En la nostalgia como fuente de inspiración
En la lluvia como purificación
Y en las lágrimas
En la sonrisa para abrir todas las puertas
En la palabra adiós para cerrarlas
Creo en mí detrás de esta neblina
Creo en vos aunque no pueda verte

21728475_132697477352456_4150907294245064246_n

Juan Carlos, “el fueye” y el 2×4

El fragmento que compartiré versa en torno a la vida de Juan Carlos, nuestro protagonista, junto a Tita y Alejandra de “El viaje de la rosa”. Para aquellos ajenos al mundo del tango porteño es que realizaré algunas explicaciones.

“fueye”:  es la denominación lunfarda del bandoneón, cuya historia  nació en Alemania y terminó en los arrabales porteños.
Fue creado por Hermann Ulgh en 1835, con el objetivo de difundir la música sacra en lugares abiertos y para reemplazar a los órganos. Pero no resultó. Después de décadas, un fabricante vendió estos instrumentos con las iniciales AA, que más tarde pasaron a ser Vertagh Heinrich Band, armados en el taller Band Union. Este taller dio origen a sus sucesivos nombres: bandunion, bandonion y finalmente bandoneón.

Será por eso que el bandoneón le imprime al tango algo de liturgia y de su clima severo.
Es tan particular que sus posibilidades expresivas permiten de la tonalidad alta del clarinete hasta el clavicordio.

Fiel compañero de todas las penas, tu quejumbrosa voz insufló en el tango otro espíritu.

Curiosamente, la mayoría de los arregladores de tango han sido bandoneonistas. Los que en un principio menos sabían del género pasaron a ser los más conocedores, quizás porque el bandonéon encierra una pequeña orquesta en sí mismo.

2×4: el compás de tango es de 4×4: una corchea para cada tiempo. El archidifundido compás de 2×4 con el que se identifica habitualmente al tango ya no existe y cayó tempranamente -incluso antes de los años ´40- en un total desuso. Solo los primeros tangos fueron musicalizados en compás de 2×4 (dos notas blancas por compás).

Ahora sí el fragmento, acompañado de la propia voz de Juan Carlos…

G

” Afilado con el argot del mundo del tango que hablaba por él, Juan Carlos elegía el lunfardo para matizar sus conversaciones cotidianas, no así sus escritos, en los que volcaba su más cuidadosa prosa.
Jugaba en el espejo a parecerse a Gardel y suspiraba en la intimidad del respirar del bandoneón. Lo deseaba entre sus piernas, aunque debía contentarse con acompañarlo. Fusionaba su voz con ese instrumento que estaba vivo y componía con él un melodioso penar.
Respiraba el bandoneón y su corazón latía al compás.
En cada exhalación un desamor, una partida y un adiós.
Bandoneón que brincó desde algún lugar de Europa al Río de la Plata, donde encontró su hogar. Ventarrón de susurros en su orugar.
Se abría, tomaba aire, se desperezaba y se volvía a encoger en otra queja. Adusto y serio bandoneón del arrabal, entrañablemente quejumbroso y sentimental. Matizaba de grises neblinados su dulce pena de esos días, en su Villa Crespo natal.”