“Una voz interior que me invita nuevamente a ser prudente con mis palabras, no solo las dichas, también las pensadas. Lo cierto es que nunca he podido dominar mis impulsos. Me reconozco como una mujer con poco filtro o nada de filtro, brutalmente honesta y tempestiva.
Por desgracia, no es posible que no haya nadie, estoy yo para recordarme lo que aún no logré. Grito con mis pensamientos que no puedo detener”

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s