Él no era un cualquiera, no era un hombre vulgar, no era uno de tantos, del montón, no era un ser corriente, aunque lucía como los jóvenes de su edad: traje, corbata, pañuelo en el bolsillo del saco, sombrero, peinado a la gomina, sobretodo negro, zapatos bien lustrados. Él sí que tenía peculiaridades. Quizás la conjugación de sus ojos color agua marina con su voz grave y resonante, quizás su romanticismo matizado de arrabal, o su intelectualidad tiznada de picaresca complicidad nocturna con los jóvenes artistas a quienes frecuentaba. Quizás su despreocupada aunque cuidada apariencia combinada con su exquisita conciencia. Lo cierto es que su totalidad generaba un encanto irresistible.


La casa de Juan Carlos respiraba milonga y transpiraba D´Arienso, Gardel y Pichuco. El malvón florido olía a humedad, esa humedad de las paredes manchadas, lloradas por el tiempo. Esas paredes agrietadas por las penas de amor
Cachilo, su perro, le hacía compañía en sus insomnes lecturas nocturnas.

Esa mañana su rutina se inició comprando el diario y leyendo titulares y algunas noticias importantes en la ida en colectivo desde su domicilio en Villa Crespo al barrio de Monserrat, donde se encontraba la oficina. Entró puntualmente, a las 8,00hs, como lo hacía de costumbre; tenía la capacidad de llegar puntual siempre, ni antes, ni después, siempre puntual.
Ese día, además del diario, llevó una novela de Julio Verne que había pedido de préstamo en la biblioteca popular cercana a su domicilio. Encaró la mañana con ánimo. En el horario de almuerzo comió una porción de fainá, tomó un café con unas pocas gotas de leche y cuando se dispuso a leer, no pudo. Se le atravesó Ella, su sonrisa y sus ojos y ahí se detuvo. Ese día estrenó una nueva rutina….ya nunca más podría llegar puntual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s