Es la Gran Madre Artesana, tejedora del mundo, del destino y de la vida. Es mi Patria y mi hogar. No es justamente la tierra donde nací, no es justamente la mujer que me dio la vida. A ellas les dí mis alas y las enjaularon, mis ojos y los enceguecieron, les presté mi corazón y me lo devolvieron averiado. Vienen por mis piernas para impedir que me mueva y luego irán por mi alma. Porque detestan mi presunción de libertad. Porque la ignorancia, la envidia y el recelo es su alimento cotidiano.
A mi Patria y a mi madre las elijo yo misma y no combinan con el descuido, la indiferencia, la estupidez, el apego, la inercia, el olvido, la incomprensión, la descalificación….Son abrazos contenedores, comida caliente, charla, compañerismo, mirada compinche, risa, palabra, entendimiento, candidez en la simplicidad cotidiana.
Es liberación álmica y no libertad condicionada. Es ser feliz porque el otro es feliz. Se siente calor en el pecho y mimos en los decires y en los sentires.
La Gran Madre teje una manta, con hebras suaves y coloridas, para cobijarme y no una red para encarcelarme. La Patria me reconoce y me ofrece un espacio para Ser yo misma, con mis lunas y mis soles, con mis claroscuros, mis demonios, mis reptiles y mis ángeles.

tjedora de chichicastenango

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s