DSC_1014Para olvidarme del dolor y hasta de mí misma. Temiendo al vacío, al sinsentido, me sumerjo más en él. En el bullicioso mundo vanal. Aburrimiento disfrazado de diversión. Voy modelando mi estilo de vida sufriente. Sobreestimulándome con cualquier cosa, para aturdirme. Esquiva al encuentro con mis sombras. Siempre vestida.
Pero la despiadada noche me encuentra. Impetuosa noche, ¡insolente!
Me rasga el vestido. Me deja desnuda ante mi esperanza deshilachada ,mis sueños hechos girones, mis mañanas descosidas.
Me encierra en una habitación a solas. Me enfrenta con mi hastío.
Agoto mis lágrimas y mis lamentos. Y me extravío en un invierno inacabable. Cancelando ventanas, clausurando celosías, abarrotando puertas; para no poder escapar de mi encierro.
Y el aburrimiento se transforma en tedio.

Desde un amanecer en estreno se arremolinan pétalos de flores nuevas, mañanas sin uso, aromas de secretos desvendados. Torrente creativo que libera.

Sandra Defrancesco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s